Macroinjertos o macrofats

Injertos de tejido graso a través de la extracción de un pequeño volumen de grasa de una zona donante del propio paciente. Se infiltra en las zonas faciales o corporales que han perdido volumen.

SNIF (Sharp Needle Intradermal Fat Grafting)

Son microinjertos grasos para el tratamiento de arrugas finas o surcos que hasta ahora sólo se podían corregir con rellenos sintéticos como el ácido hialurónico.

Microinjertos o microfats

Injertos de grasa que se contienen con cánulas más finas para obtener células más pequeñas para integrarse en áreas más pequeñas o que requieren mayor precisión. Son las más indicadas para regeneración facial.

Nanofat o nanoinjertos

A diferencia de los anteriores, estos injertos no contienen adipocitos, pero sí la fracción rica en células madre que tienen la capacidad de regenerar los componentes dañados por el envejecimiento. Con este tipo de injerto mejoramos la coloración de la ojera, se corrigen áreas de daño solar, liberamos cicatrices y mejoramos la piel atrófica. Es ideal como tratamiento de rejuvenecimiento en cuello y escote o de arrugas alrededor de los labios, en combinación con SNIF.